La inflación en el México subyacente  es considerada la mejor manera de medir la trayectoria de todos los precios, eliminando productos de mayor volatilidad en el país, registró una variación de 7.22%, la cifra más alta desde enero de 2001. 

Debido a las persistentes presiones sobre los alimentos, la inflación anual mundial continuó aumentando del 7,45% en marzo al 7,68% en abril. Aunque este porcentaje estuvo por debajo de las expectativas del mercado financiero mexicano, este fue el mayor cambio desde enero de 2001, y para el 4to mes del año, según datos de 2000. Entienda todo sobre la inflación en México leyendo este artículo, el más completo sobre el tema. 

 Estadísticas sobre el aumento de la inflación en México

El informe del Índice Nacional de Precios al Consumidor de México, dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía indica que el aumento mensual de la inflación en México fue de 0.54% el más alto de abril, el cuarto mes del año. Un gran número de ellos no han aparecido desde 2002, cuando la inflación alcanzó el 0,55%. 

Publicidad

De acuerdo con el INEGI, el valor subió por el aumento en el precio de los productos agropecuarios en el país, así como de los alimentos procesados y la gasolina de bajo octanaje. 

En 12 meses, el aumento de estos precios al consumidor fue el mayor desde enero de 2001, donde la tasa fue del 8,11 por ciento, la más alta de abril de 2000, donde la tasa fue del 9,73 por ciento. 

También debemos señalar que el alza de precios casi duplicó la meta de BANXICO, el Banco de México, indicador que está en alza consecutiva a 17 meses, de acuerdo con datos presentados por la directora de análisis económico y financiero, Gabriela Siller, de Banco Base. 

 La inflación en México ejerce presión sobre los alimentos

El aumento de los precios de los alimentos impulsó la inflación. Estos bienes subieron un 10,88% anual. Junto con esto, las grasas y aceites comestibles alcanzaron una inflación del 37,18%. La pasta y la harina de maíz alcanzaron el 16,29%, así como las tortillas de maíz, el 17,47%. Las tortillas de trigo alcanzaron el 14,53%, y el pan blanco el 19,81%. 

En verduras y frutas, la inflación anual subió a 15.84%, y frutas como el limón fueron de 103.5%. Las cebollas aumentaron a 150.5% de la inflación. El aguacate al  84,26%, mientras que los pimientos frescos alcanzaron el 32%, a diferencia del pimiento serrano, que es del 60,43%. La última fruta en la lista de manzanas, alcanzó el 19,89%. 

Sobre el precio de la canasta mínima de consumo para cada familia, compuesta por 176 productos, ganó un máximo mensual de 0.44% en abril y un máximo anual de 8.31%.

El índice básico de valores, que excluye los productos agrícolas y la energía, mostró un aumento del 0,8% mensual y del 7,22% anual, nuevamente sin precedentes desde 2001. El índice, que incluye productos de mayor volatilidad en el mismo periodo, como productos agropecuarios y energéticos, bajó de 9.45 a 9.07%, mínimo anual de marzo a abril por la moderación en los valores agropecuarios, al incremento de 14.36%, lo que compensó una mayor tarifa sobre energía y tarifas autorizadas, 5.18%. 

El no básico cayó a menos 0.14% mensual, debido principalmente a la caída de 1.7% en las tarifas de energía, debido al apoyo del Gobierno de México. 

 Desencadenar la inflación futura

La inflación en México a los productores, incluido el petróleo, aumentó 0.46% mensual, y un aumento anual de 10.35% en abril. Hace 13 meses, en abril de 2021, la tasa mensual aumentó a 0.30% y la tasa anual pasó a 5.02%. 

Los costos para el productor mexicano aún no tienen señales de caer, mientras que los precios de los productos energéticos y los granos de otros países se han mantenido altos. Por otro lado, los costos de servicios y producción de bienes para consumo final pasaron de 7.19% a 7.76% anual, entre marzo y abril. 

Alejandro Saldaña, subdirector de estudios económicos de The Mass. También afirma que para BANXICO hay pocas maniobras para resolver el problema. 

Los productos con tortilla de gasolina,  aguacate, tomate, pollo y maíz también tuvieron sus precios incrementados, respectivamente: 1.36%, 13.94%, 20.3%, 2.94% y 2.18%.  

Sin embargo, el gobierno ya está pensando en una forma de combatir la inflación en México. Sigue leyendo, para saber todo sobre este plan. 

 Intento de combatir la inflación sin control de precios

La semana pasada, como un intento de combatir la inflación en el país, el gobierno mexicano lanzó un plan contra la alta inflación. Temporalmente, será con las principales empresas de alimentos de Misxico, incluyendo el aumento de la producción de materia  prima, como en el caso de los granos. Productos como frijoles, maíz y arroz se producirán en mayoo cantidad. 

Sin embargo, el gobierno mexicano ha descartado el método de control de precios. El gobierno es consciente de que este método no ayudará a bajar la inflación en México. Para escapar de la inflación puedes empezar a ahorrar, de esa manera no sentirás tanto los efectos de este aumento.

Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA, dice que los controles de precios son en realidad parte de una estrategia centrada solo en aliviar el problema, en lugar de resolverlo. También advierte que el uso de subsidios generalizados no está cerca de ser una buena medida, ya que son regresivos, y al final los beneficiarios son los más ricos. 

Serrano también dice que hay otras formas de lidiar con la alta inflación, y con esta declaración, tenemos más esperanzas de que el gobierno pueda deshacerse de la alta inflación en México. Dice que en primer lugar, se debe ofrecer apoyo económico a las personas de bajos ingresos de la población, ayudando a aliviar el impacto de la alta inflación. En segundo lugar, el gobierno podría tratar de aplicar reducciones y restricciones de la oferta, para que yo pudiera reducir algunos precios en el mercado. El gobierno podría hacer esto a través de una logística de transporte más eficiente. 

Finalmente, reducir los aranceles a los fertilizantes y los alimentos podría ser un método que ayudaría a reducir sus precios.

Así, entendemos que no hacer control de precios en el gobierno es una gran alternativa para bajar la inflación en México, así como en cualquier país. Comparta este artículo con sus amigos o familiares, para que entiendan todo sobre este aumento en la inflación. Gracias y hasta la próxima.