Actualmente, lo que más se ha dicho es sobre la salud financiera. Sin embargo, incluso con la gran popularidad del tema, pocos aún saben a ciencia cierta qué es la salud financiera y cuál es la importancia de la misma. Solicitá Ahora está aquí para ayudarte a equilibrar las cuentas de tu hogar. Comprender cómo los ingresos y gastos pueden ir juntos.

La salud financiera busca evaluar los aspectos de un individuo o empresa, te prepara para diversas circunstancias que pueden suceder a lo largo de la vida y necesitar dinero, además de analizar su capacidad para satisfacer sus propias necesidades financieras. Porque cada persona tiene un estilo de vida e ingresos diferentes de la otra, necesitando diferentes métodos para cada persona.

Pero, ¿por qué es tan importante como dicen? La salud financiera es primordial para que tenga la otra buena salud para vivir, necesitando estar en armonía. Ya que tu dinero no es solo para pagar las facturas de la casa, sino también para invertir en tu ocio, salud, bienes materiales, entre otros.

Publicidad

La mayor dificultad para algunos que buscan mejorar la forma en que cuidan las finanzas personales son los ingresos y gastos. ¿Qué son de todos modos? ¿De qué se interponen? Verás esto ahora en este artículo.

Sin más devanados, te presentaremos los principios básicos para que finalmente tengas equilibrio financiero, con esto paso a paso será IMPOSIBLE salir de aquí sin aprender al menos lo mínimo.

Identifica tus gastos

Ese es el paso principal, sin él ni siquiera puedes comenzar. Hay dos tipos de gastos: fijos y variables. Los gastos fijos son aquellos que el monto no cambia independientemente de tu uso, por ejemplo, el gimnasio que pagas todos los meses, puedes pasar horas todos los días en él o ir solo unas pocas veces a la semana, el tiempo frecuentado no cambia tu cuota mensual.

Ya las variables sufren cambios, como la cookie que compras cada vez que estás en el mercado, has notado si pagas la misma cantidad cada mes. No lo creo, por lo que se le considera variable.
Debe calcular estos gastos, revisar su extracto bancario y recibos, y hacer los cálculos. Con el resultado a mano, debe comparar cuánto gasta mes a mes con sus ingresos. Si recibe R$2.000,00 y gasta R$1.200,00, su saldo es positivo en R$800,00. Sin embargo, si sus gastos exceden sus ingresos, este es el momento adecuado para reajustar cuánto gasta.

Otros consejos valiosos que serán fundamentales de esta manera para controlar los gastos es: prioriza tus gastos, lamentablemente muchas veces nos dejamos llevar por voluntades momentáneas y compramos por simple impulso, como comprar unas zapatillas caras para la moda, o incluso un teléfono caro sin necesidad. Y estos hábitos solo sirven para hacer que tu balance sea aún más negativo. Antes de consumir cualquier cosa pregúntate, ¿si este gasto es incluso necesario o es solo para llenar un testamento mínimo? Piénsalo.

También debe tenerse en cuenta que es importante tener cuidado con el dinero sobrante al final del mes. Sabemos que es bueno cuando ese dinero se va, pero por impulso puede traer deudas aún mayores. También hay disciplina, usar ese dinero sobrante para inversiones o incluso para una reserva de emergencia.

Planifica tus objetivos

A menudo, las personas terminan ahorrando simplemente ahorrando, al enseñarles a hacerlo, pero no establecen una meta. En consecuencia, terminan perdiéndose en su objetivo, trayendo una bola de nieve de deuda y más deuda. Por ello, a la hora de controlar los gastos, es necesario que te adaptes a tus necesidades y establezcas un objetivo concreto, en el que quieras conquistar un plazo determinado, ya sea en periodo largo o corto, como conquistar una casa, comprar una bicicleta, un viaje, entre otros. De esta manera, tendrás un buen control financiero y efectivo, mejorando así tu calidad de vida.

Controla tu deuda

Controlar las deudas es una parte clave de este proceso, para mantener el equilibrio en sus finanzas, manteniéndolas estables. Al establecer una regla general, es importante que no superen el 30%. Siguiendo la lógica de cuánto más grande es la suma que debe, más difícil es pagarlos a tiempo. Esto puede derivar en varios intereses por no pagar la deuda establecida, acumulando la mayor cantidad.

Por lo tanto, la importancia de mantener tu presupuesto bajo control, si estableces tus gastos de acuerdo con la cantidad ganada por mes, será más fácil mantener tus cuentas al día. Para ello, la importancia del primer paso, con el conocimiento de lo que gastas, ya es posible saber qué priorizar.

¿Cómo Estabelecer Metas?

Este punto es súper importante para señalar a los que no tienen meta, no se desesperen. Piensa en tus necesidades y deseos si te apetece comprar un coche, por ejemplo. Pregúntate por qué deseas tener independencia. ¿Ser más fácil moverse por trabajo? ¿O simplemente, como el lujo? Estas preguntas deben responderse para que sepa cómo establecer sus objetivos, sean cuales sean.

También ten en cuenta los gastos que puedas tener, de la misma manera cuando compres tu casa se necesitan muebles, para un auto también hay necesidades o incluso el viaje que deseas, durante el viaje se gastará en comida, hospedaje, entre otros.

Hasta ahora hemos visto la gran importancia que hay en el cuidado de nuestros ingresos y gastos. Cuidándolos a la larga, puede haber una gran mejora en tu relación con el dinero, volviéndote ligero y podrás conquistar varias cosas como salir de casa de los padres o incluso poder hacer ese viaje con toda la familia.

Esperamos que este artículo te haga pensar en tu relación con el dinero y traiga mejoras, así como este post puede ayudarte, creemos que puede marcar la diferencia para muchas personas que te rodean. ¿Qué tal si muestras tu publicación a tus amigos? ¿O incluso para tu familia? De esa manera, también pueden aprovechar nuestros consejos y mejorar su salud financiera, para que puedan tener un control total de sus ingresos y gastos.